Blog con derechos de autor

viernes, 28 de noviembre de 2014

Celeste



Celeste no es un color ni una bóveda majestuosa que cobija y ampara, ni es eterna, ni una criatura angelical. Celeste es un alma atormentada, una sombra arrepentida, unos pasos sin sentido ni rumbo huyendo del tumulto de la tempestad. Celeste existe porque no respira, ni ríe a veces, ni habita, ni se balancea por los mismos círculos gastados que los demás. Y solo Celeste sabe que todo aquello que los otros  creen y asumen no es real. Ni el aire es aire ni se rompe en brisa, no brilla el sol ni tiene agua el mar. Celeste es la única que sabe que los vivos que se le aparecen, desconocen que no existen, que vivieron  y  dejaron de estar muertos muchos años atrás.


©Ainhoa Núñez Reyes

2 comentarios:

  1. Ay...impactante, es que solo tú puedes describirlo de esa manera.. desde la poesía,y desde eso tan espiritual que posees..

    ResponderEliminar
  2. Un ser especial, algo distinto. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar

Popular Posts